Fotini en su mero mole: taberna, cigarro y bebida

Corazón mío, deja de sufrir y de quejarte,
echa tu pena al vino y no la conserves,
Corazón mío, deja de sufrir y de quejarte.

Corazón, al corazón inseguro jamás te entregues
porque llegará una noche en la que te engañará,
corazón al corazón infiel jamás te entregues.

Corazón mío, deja de sufrir por una mujer vana,
echa tu pena al vino y bórrala del mapa,
corazón mío, deja de sufrir por una mujer vana.