OLIMPIA

Ha vuelto a crecer
con vides y emparrados
abril sobre cafés y bares,
la multitud. Babel.

El invierno anterior
vimos guardar sillas y mesas
como tras una fiesta
para pasar los fríos
observando al plateado Cazador celeste,
el ojo azul de Sirio en su jauría.

Ocurrirá otra vez
al mediar este otoño:
hojas, viento, papeles
sobre el húmedo Bóreas.

Y una vez más calor,
quillas, espumas,
barcos lejanos,
la multitud. Babel.

Hasta que el ritmo se suspenda…

Pues vinieron también
con cadencia persistente
a estas colinas tersas
las Olimpíadas clásicas
durante mil y un años.

Hasta que un día
la fiesta no llegó,
tragada por los siglos.

ISLA DE COS

No es la araucaria para mí
porque es señora de encimadas crinolinas
y toquilla de encaje bruselense.

En mi jardín quiero un ciprés,
alto y delgado amante de Apolo,
muerto de pena por haber matado,
sin intención,
lo que más amaba.

VISTA DE POROS

Grecia: mar amable
que no conoces el océano,
mar sin olas,
aunque de ellas
hablen tus canciones.

MI ÚLTIMA RETSINA

Son para siempre
todos los adioses
pues no baña el mismo río
jamás el mismo cuerpo
ni son los mismos ojos
mirando hacia el Egeo
aquellos deslumbrados
bajo el calor de agosto
que lo vieron venir
hace dos años
desde Monastiraki
con ese paso lento,
con ese balanceo
de sus veinte años.

Son para siempre
los adioses:
queda el amor,
el barco en el puerto,
la vid que reverdece en parra
sobre los nietos
y en septiembre
da sus largos racimos
transparentes.

No hay para el reencuentro
ningún lugar preciso,
ninguna cita hecha,
como no sea ésta
con nuestro viejo amor
que ha puesto un plato más
sobre la mesa
bajo la luz de otoño,
el nuevo otoño aéreo
con el que se despide el año
y que un día,
cierto como que morirá el Egeo
sin que nadie lo vea,
un día tan cierto como la muerte,
no volverá.

DE El Sueño y la Vigilia. Ediciones Sin Nombre/Conaculta

Leer completo

7 agosto, 2016

Poemas encontrados

El deseo en pantalón vaquero

A mi sobrino Luis Pedro

Atraviesa el deseo,
en vaqueros a pelo y sin más nada,
los pasillos del hampa y la penumbra
con olor a sudor y semen tibios.

Vuelvo una y otra vez a aquella tarde,
al mismo anochecer de mis treinta años,
para encontrar tu sombra de durazno
y hacer lo que no hice:
dejar caer al suelo
un pantalón vaquero
y sin camisa,
corta chamarra verde entre mis manos,
chamarra que también llevaba a pelo
y sin camisa,
mojada en los sobacos que escurrían,
murmurarte al oído rosa y blanco:
“Está bien, me atrapaste”,
y seguirte el juego de mirón
que proponías
aproximándome sin más
a aquel tercero:
“Nos dio ya su permiso, wey,
y lo calienta vernos…”

No te arrepientas nunca
de lo que no hiciste
a tus floridos treinta: Carpe diem,
di con Horacio,
quam minimum credula postero:
cuán mínimo es creíble el porvenir.

SOMEWHERE IN TIME

Somewhere in time
John Barry

En algún lugar del tiempo te perdí:
No llegaste o no llegué,
Tomé la calle por donde no venías
O te detuviste un instante
A desear una bonita camisa.
O me atrasé un siglo entero
Y moriste hace ya tiempo,
Te retrasaste dos minutos,
Dos días, dos siglos… medio:

Un día te verá cruzar la calle
En el esplendor de tus veinte años
Uno de mis sobrinos-nietos,
Ya anciano, al volante;
Aun si lo vieras a través del parabrisas (¿los habrá?)
No sabrás nunca el lazo que nos une
A ti a mí a él,
Será un día para ti como cualquiera
Porque en algún lazo del tiempo nos perdimos
Y no consigo memorizar esta breve partitura:
Do, re, mi, si…
O fuiste aquel joven que me vio,
Hace ya tanto, con ojos azorados,
Y al que no supe seguir
Porque a su vez me deslumbró.

Leer completo

1. Plaza Andares es propiedad de los Leaño, fundadores y dueños de la Universidad Autónoma de Guadalajara que tiene como texto de historia en prepa Derrota mundial, un dolido canto a Hitler. Hemos devaluado el término “fascista” aplicándolo a actos de gobierno como abrir paso en una carretera bloqueada, pero la UAG es el caso de admiradores de Hitler, nazi- fascistas. Hasta un salón de actos tienen en el que la organización secreta Los Tecos se reúne. Los imagino con antorchas y brazos alzados pues tienen todo tipo de parafernalia nazi.
Llamar “Tecos” a su equipo de futbol fue una manera de disimular la organización secreta y nazi; así ya era un asunto de futbol.
A los alumnos algo liberales, que leen a Sartre, no digamos a Marx, eso es imposible, o se meten en política no de ultraderecha, sencillamente les desaparecen sus registros en la UAG: Tú nunca has estado inscrito, no te podemos dar título de médico. Punto. El archivo de calificaciones está en blanco y nunca pagaste cuotas. Los podrían expulsar, pero se quedan sin sus altas cuotas. Mejor cobran y luego no te conozco.
A las familias de los sospechosos de comunismo las espían: llega un alumno-teco de la misma edad, quizá condiscípulo, lo pasan y se pone a revisar los libreros, las fotos, y pasa el reporte: al final de la prepa su archivo está vacío. Nunca estudiaste con ellos, pero cobraron cuotas.

2. Hicieron una fortuna con la UAG, llena de gringos y de centroamericanos rico, y han invertido en bienes raíces, algunos robados como un terreno de Zapopan del que simplemente se apropiaron como parte de su CU. No he sabido más, pero tenían demanda por ese motivo.
Han invertido en todo lo que sea servicios a muy ricos: agencias Mercedes-Benz, una colonia cercada y con nombre Puerta de Hierro para que no tengas dudas, hoteles, clubes.

3. Cuando la Iglesia católica hizo aquel aggiornamento encabezado por el papa gordito, Juan XXIII, y la misa se dijo en español, los Leaño hicieron su propio seminario para formar sacerdotes que sólo dijeran misa en latín y de espaldas a los fieles (la novedad era de frente).

4. La UAG tenía (o tiene) en sus escuelas dibujos de hombre y mujer señalando el largo máximo del pelo en ellos (no llegar al cuello de la camisa) y el corto máximo de las faldas de ellas, no admitían a clase a ninguna en pantalones. Los huaraches están prohibidos. La barba también, bigote sólo que sea recortadito, de trío.

5. Hicieron Plaza Andares y no pusieron en venta los locales, los rentan: Hay un enorme Palacio de Hierro, Liverpool, etc. todos pagan renta a los Leaño.

6. Son peligrosos porque tienen gente armada para cuidarse del comunismo y el judaísmo mundiales. Los tecos avanzados, siempre de traje y corbata (en los calorones de Guadalajara) y pelo cortado a casquete corto, vigilan la CU. Es posible que también los tengan en Andares (además de la policía privada). Por eso es un riesgo llegar a hacerles pintas, pero lo merecen.

7. Lo que sí podemos promover es un boicot a la Plaza: hay las mismas tiendas en otras plazas. Nadie tiene por qué ir a Andares.

Captura de pantalla 2016-07-09 a la(s) 18.31.31

Leer completo
Página 1 de 2612345...1020...Última »